Portada » Blog » Reflexión » Rompe la atadura.
Motivación Profesión Reflexión

Rompe la atadura.

Últimas entradas de Estrella Cisneros (ver todo)

La historia del elefante de circo es de mis favoritas. No estoy a favor de la crueldad hacia los animales, no me malinterpretes. La historia me gusta por el mensaje.

A los elefantes de los circos, desde pequeños, se les ataba con un trozo de cuerda, una patita a una estaca clavada en el piso. Al principio el animal luchaba por zafarse, hasta que se cansaba y resignado dejaba de luchar.

De esa manera, aunque el elefante crecía en tamaño y fuerza, por lo que bastaría un pequeño jalón para liberarse, había quedado en él tan fija la idea de que estaba amarrado sin opción y que así era su vida, que no hacía ya nada al respecto y los dueños del circo no tenían que preocuparse porque el elefante pudiera escapar.

Demos por hecho que esa práctica en los circos ya esté totalmente erradicada (espero que así sea), sin embargo, en dónde definitivamente sigue vigente es en la vida de muchas personas que siguen atados y convencidos de que sus destinos están definidos y no hacen ningún esfuerzo por liberarse.

Identifica tu atadura.

Quizá no te sientes realmente feliz con tu actual situación. Tu empleo, tu casa, tu ropa, tu auto o el panorama que tienes para tu futuro. Y aún así, sigues día a día con la misma vida, con la misma rutina y con la misma sensación de insatisfacción.

¿Qué es lo que te ata? ¿Te cansaste de luchar y estás resignado a continuar así tú vida? ¿Crees que tu destino ya está definido y no vas a hacer nada por materializar tus sueños?… ¿Tienes sueños?

Es posible que en algún momento de tu vida (no necesariamente pero si muy probable desde que eras pequeño), te convencieron de que tú “no puedes”, “no debes”, “no mereces” y tantos y tantos “TÚ NO” que formaron una buena cuerda que hasta el día de hoy te mantienen atado, resignado, frustrado y sin vivir realmente, simplemente dejando que el tiempo transcurra entre función y función.

Identifica lo que te ata. ¡Tú mereces una vida mejor! Decide ser libre… Decide dar un pequeño jalón y rompe con todos esos absurdos “tú no”.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta